viernes, 30 de octubre de 2015

EN LA ESCALA DE RICHTER



Mar en calma   de improviso
dislocando mi confianza
se ha robado las gavillas 
 y esa plaza encantadora
       de rondas y jardines
donde ayer cantaba el sol 

El cielo se ha estrellado
y sin estrellas en los ojos
la ciudad se ha retorcido
      muecas de la muerte
se apagaron los faroles
de la plaza que cantaba

Barcos atrofiados
        arriba de los árboles
se confunden con los techos
y las rocas desplazadas
como plumas sin destino
arrancadas del espanto

Grietas en la sangre
  entrañas de la tierra
         el torrente presuroso
no distingue los olores
ni las formas sometidas

Desgarrando la sonrisa
   de la plaza que cantaba
de improviso el mar en calma
       ha perdido mi confianza 



                                                                      (De: DOS ORILLAS Y UN SUEÑO, 2011)

No hay comentarios: